Quienes no aprenden a la primera. . . ni a la segunda

Un hombre fue al mercado con una buena bolsa de dinero para comprar un burro. Un pillo se apercibió de que aquel hombre era tonto y confiado, por lo que le mostró un animal viejo y enfermo que, convenientemente ajaezado y disfrazado, hizo pasar por un ejemplar joven y sano que el tonto compró pensando que hacía buen negocio.

De vuelta a su casa se dio cuenta del evidente engaño y recorría el camino entre lamentos y sollozos.

Un anciano que lo oyó, se interesó por sus penas y el hombre le contó cómo había sido víctima de un timo. El anciano lo animó diciéndole:

-A mí puede interesarme tu burro aunque sea viejo, pero puedo darte muy poco por él; si lo deseas, iré a mi casa a por el dinero, tú mientras tanto espérame tranquilamente debajo de esa sombra. El hombre accedió pensando que eran mejor unas monedas que un animal que no servía para nada, así que se sentó debajo de la sombra y al rato se durmió.

Al despertar, alguien había robado el burro cortando la cuerda con la que estaba atado.

-¡Qué desgracia, no tengo ni el dinero ni el burro! ¿Qué más puede pasarme?

Continuó su camino cuando en un recodo vio cómo una mujer lloraba aliado de un pozo.

-¿Qué os pasa, buena mujer? –preguntó el hombre.

-He sido víctima de una desgracia -le dijo la mujer entre sollozos-; iba al mercado con mi bolsa llena de dinero para comprar un buen burro cuando al intentar sacar agua del pozo para beber, se me ha caído la bolsa al fondo. Pero soy torpe y débil y no pudo bajar a rescatarla, si tú lo hicieras por mí, te daría la mitad de mi dinero.

El hombre accedió encantado, pensando que al final la suerte le sonreía y podría volver a casa sin tanta pérdida, así que se quitó la ropa y sin dudar bajó al pozo. Al cabo de un rato de buscar infructuosamente subió a la superficie y vio que su ropa había desaparecido. Desnudo, sin dinero y sin burro, sus lamentos le impidieron ver cómo se alejaban de allí el pillo, su mujer y su padre, riéndose a carcajadas de aquel idiota y confiado.

Aguila o gallina ?



No dejemos que nuestros miedos destruyan nuestro vivir , palabras del protagonista del video con el cual estoy totalmente de acuerdo ….

Cuantas veces por el miedo a hacer algo hemos perdido tantas bendiciones que deberíamos estar disfrutando en este momento ??

Cuántas veces hemos creído que algo o alguien no es para nosotros porque lo(la) vemos como un águila y creemos que nosotros somos una simple gallina ??

Si tú has vivido alguno de estos interrogantes , te tengo buenas noticias

Y la noticia es que eso ya pasó , no puedes devolver el tiempo ni vivir de fracasos pasados , cada nuevo día es una nueva oportunidad , ¡¡ hoy es nuevo día !!

a levantar el vuelo como águila y a demostrar de que estas hecho(a) , te deseo de todo corazón que tengas un excelente fin de semana , te mando un abrazo y que papito Dios te bendiga …

Eres águila o gallina ?


Jaume Guinot
Ciudadano del Mundo

Preguntas Frecuentes Sobre Las Bolas Chinas



Las bolas chinas están de moda. Sabemos que sirven para mejorar nuestro tono muscular y que tienen grandes beneficios sobre nuestra salud y nuestra vida sexual. Pero aún están rodeadas de mitos y se siguen teniendo muchas dudas sobre esta herramienta tan sencilla y tan útil. Aquí reúno las preguntas más frecuentes sobre las bolas chinas.

Si no sabes lo que son o cuáles son sus beneficios, aquí te lo explicamos.
¿Que debo tener en cuenta a la hora de comprar bolas chinas?

El factor más importante de las bolas chinas es el material del que estén fabricadas. Debemos evitar materiales como el plástico, que es demasiado poroso para poder mantener una higiene adecuada. Materiales como la silicona o el elastomed nos aseguran una mejor calidad del producto y mayor facilidad de limpieza.

También es importante que el cordel de extracción sea o esté cubierto de silicona o elastomed, si la cuerda está expuesta puede acumular suciedad.

Aprovecha y compra lubricante, te va a hacer falta para introducir las bolas chinas. Utiliza lubricante de agua, nunca de silicona ya que podrías estropearlas.
¿Cuanto pesan las bolas chinas?

Las bolas estándar pesan unos 85 gramos. Si no tienes problemas de incontinencia, no has tenido hijos y no estás en periodo de menopausia, en principio deberías poder sostenerlas sin problemas....
Ya tengo mis bolas chinas, ¿y ahora que?

Lo que recomiendan los ginecólogos, debes hervirlas durante unos 5 minutos antes del primer uso para esterilizarlas. Espera a que se enfríen o colócalas debajo de agua fría hasta que lleguen a temperatura ambiente. Ahora ya puedes utilizarlas, cúbrelas con lubricante de agua e introduce las dos en la vagina.


¿Pueden caerse las bolas chinas?



Pueden salirse de tu vagina si no están colocadas suficientemente profundas o tu musculatura no puede sostenerlas. Si esto ocurre será durante los primeros momentos así que procura utilizarlas en casa hasta que estés segura de poder sujetarlas.

Si se salen puedes hacer ejercicios con las bolas chinas tumbada. Colócalas dentro de la vagina, túmbate y tira con una mano del cordel para sacarlas mientras contraes la musculatura para evitar que se salgan.
¿Puedo usar las bolas chinas si estoy embarazada?

Es muy recomendable fortalecer el suelo pélvico durante el embarazo. Una musculatura fuerte mejora la salud de la embarazada, previene molestias, facilita el parto y puede evitar la temida episiotomía. El uso de las bolas chinas no está contraindicado mientras quepan en la vagina (a medida que el embarazo avanza la vagina se acorta) y no sea un embarazo de riesgo. De todas formas, considero esencial hablarlo con tu matrona ya que cada caso es un mundo.
¿Puedo usar las bolas chinas si tengo tendencia a hongos?

Si se mantiene una higiene adecuada de las bolas chinas, por sí mismas no provocan la aparición de infecciones o hongos. Mientras estás afectada no es recomendable introducir nada en la vagina, ya sean bolas chinas o tampones.
¿Si ya tengo problemas de incontinencia, me vendran bien unas bolas chinas?

Si tus problemas de incontinencia son leves, las bolas chinas pueden mejorar el estado de la musculatura. Si tus problemas son graves deberías consultar con el especialista antes de utilizarlas. Probablemente debas comenzar con la bola individual. Consulta con un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico.
¿Como cuido mis bolas chinas?

Además de hervirlas antes del primer uso, es recomendable repetir la operación de vez en cuando para una limpieza más profunda, sobre todo si llevas tiempo sin utilizarlas.

Lávalas antes y después de cada uso con agua templada y jabón neutro. Esmérate sobre todo con el aclarado para no dejar restos de jabón. Déjalas secar al aire. Guárdalas en una bolsita de tela, por ejemplo una de gafas y mantenlas lejos de la suciedad y del calor excesivo.

fuente:diversexual.com

Si necesitas ayuda en temas de sexologia
Más articulos sobre sexologia

--
Jaume Guinot
Psicòleg col·legiat 17674

625 659 811  - Atenció 24h info@psicologiagranollers.com
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adults - Teràpia de parella  Psicopedagogia - Logopèdia - Coaching - Sexologia - Psicologia Forense 

[Web] www.psicologiagranollers.com
[Blog] psicologiagranollers.blogspot.com
[Twitter] @psicogranollers
[Facebook] www.facebook.com/PsicoGranollers

Plaça Arts 10 - 08401 Granollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias