El arbol de los deseos

Una vez un hombre estaba viajando y se sentó, sin saberlo, a la sombra de un árbol sagrado. Estos árboles conceden deseos, simplemente te sientas bajo uno, deseas cualquier cosa e inmediatamente se cumple, no hay espacio alguno entre el deseo y su cumplimiento.



El hombre estaba cansado, así que se durmió bajo el árbol dador de deseos. Cuando despertó, tenía hambre y dijo: «¡Tengo tanta hambre! Ojalá pudiera tener algo de comida» e inmediatamente apareció la comida de la nada, simplemente flotando en el aire, una comida deliciosa. Tenía tanta hambre que no prestó atención de dónde había venido la comida. Cuando tienes hambre, no estás para filosofías. Inmediatamente empezó a comer aquella comida que estaba ¡deliciosa!

Una vez que su hambre estuvo saciada, miró a su alrededor. Ahora se sentía satisfecho. Pero otro pensamiento surgió en él: «¡Si tan sólo pudiera tomar algo!» Y de inmediato apareció un vino estupendo.

Mientras bebía tranquilamente y soplaba una suave brisa bajo la sombra del árbol, comenzó a preguntarse: «¿Qué está pasando? ¿Hay fantasmas que están gastándome una broma?». Y aparecieron fantasmas feroces, horribles, nauseabundos. Comenzó a temblar y pensó: «¡Seguro que me matan!» ... Y lo mataron.




--
Jaume Guinot
Psicòleg col·legiat 17674

625 659 811  - Atenció 24h info@psicologiagranollers.com
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adults - Teràpia de parella  Psicopedagogia - Logopèdia - Coaching - Sexologia - Psicologia Forense 

[Web] www.psicologiagranollers.com
[Blog] psicologiagranollers.blogspot.com
[Twitter] @psicogranollers
[Facebook] www.facebook.com/PsicoGranollers

Plaça Arts 10 - 08401 Granollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias