¿Qué es la demisexualidad?

La sexualidad de una persona suele asignarse a la homosexualidad, heterosexualidad, bisexualidad o asexualidad. Hay un término a medio camino entre ellos: la demisexualidad.
¿Qué es la demisexualidad?
Shutterstock.
En el imaginario colectivo moderno, la sexualidad de las personas se puede dividir entre la homosexualidad, la heterosexualidad o la bisexualidad. También está la figura del asexual. Dentro de cada una de estas opciones puede haber más términos que contextualicen a cada persona, que completen su orientación sexual. Hay uno que pasa desapercibido, desconocido para la gran mayoría, con dosis de sufrimiento potencial para quien lo experimenta, sobre todo en la adolescencia y juventud temprana: la demisexualidad.
La demisexualidad la experimenta quien no siente atracción sexual en base a un físico, sino únicamente por personas con quienes tenga una conexión emocional fuerte, ya sea amor profundo o una amistad muy grande. Sin esos vínculos, sin esa honda relación previa, es incapaz de sentir atracción por ninguna persona.
Se suele hablar de la demisexualidad como una especie de asexualidad temporal, únicamente se despierta la sexualidad de la persona que la tiene con el paso del tiempo y ciertas experiencias vitales con otra persona muy afín. En el caso de que se destruyan esos vínculos emocionales, la atracción sexual también se evapora.
Es importante no confundir la demisexualidad con un carácter que simplemente prefiere reservar la experiencia sexual hasta una etapa más madura de una relación formal. Es muy posible que en ese tiempo sí haya un deseo sexual pero por convicciones morales, religiosas o aspectos personales (timidez, vergüenza, inseguridad, miedo...) escoja reservarse. El demisexual nunca sentirá esa atracción antes de llegar a un estadio de gran confianza, afinidad.
Un demisexual es proclive a un desconcierto durante su adolescencia que conduzca al sufrimiento. No es fácil vivir en un mundo cuya publicidad y contenidos de entretenimiento juegan constantemente con la atracción física, con desconocidos que en menos de tres segundos pasan a ser un objeto de deseo. La intensidad y la capacidad de control ya dependen de cada uno.
En un demisexual esta sensación no se puede dar. Un desconocido, incluso un conocido sin más, como tantos otros en la vida, nunca despertarán la atracción.
En una etapa como la adolescencia, la edad de las hormonas, cuando a un quinceañero le seduce hasta el metereólogo del telediario, es complicado pasar desapercibido en el entorno cuando rompes los cánones de esta forma. Para un demisexual es posible reconocer la belleza de una persona (del mismo sexo o del sexo ajeno, no es incompatible con homo, hetero ni bisexualidad).
Para definir las sensaciones de un demisexual se habla de dos tipos de atracción sexual: primaria y secundaria. La primaria se basa en las cualidades exteriores: su físico, su rostro, su forma de vestirse y peinarse, la seguridad de su personalidad básica. La secundaria se basa en cualidades no sólo interiores sino además fruto de una relación previa: una relación estable y duradera de fidelidad y amor, una conexión emocional intensa, admiración mutua en base a ideas o actitudes.
Normalmente, las relaciones comienzan por la etapa primaria y en algunos casos se llega a la secundaria: sin un interés físico no se cultiva la relación de pareja. En otros casos se decide no pasar de ahí (relaciones muy esporádicas, puntuales, únicamente sexuales, etc). En la demisexualidad ocurre al contrario: para alcanzar la etapa primaria hay que alcanzar antes la secundaria.
La demisexualidad está acuñada por la Asexual Visibility and Education Network (AVEN). También tiene su propia organización enDemisexuality.org. En los últimos años, la asexualidad ha sido acogida y defendida por asociaciones en defensa de los derechos de homosexuales y transexuales, sin embargo la demisexualidad pasa bastante más desapercibida. Como cuenta alguno de los testimonios en su organización, quizás no sea necesario porque es algo más invisible para la sociedad y exento de polémicas, por otro lado, ridículas.







































































































































































--
Jaume Guinot
Psicòleg col·legiat 17674

625 659 811  - Atenció 24h info@psicologiagranollers.com
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adults - Teràpia de parella  Psicopedagogia - Logopèdia - Coaching - Sexologia - Psicologia Forense 

[Web] www.psicologiagranollers.com
[Blog] psicologiagranollers.blogspot.com
[Twitter] @psicogranollers
[Facebook] www.facebook.com/PsicoGranollers

Plaça Arts 10 - 08401 Granollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias