Trastornos del desarrollo del lenguaje (TDL)

Extraído del libro ¿Por qué nos cuesta tanto aprender? De la doctora Anna Sans Fitó. Hospital Sant Joan de Déu. Universitat de Barcelona. Edebé editorial, 2008.


TRASTORNOS DEL DESARROLLO DEL LENGUAJE (TDL)
El desarrollo del lenguaje requiere la interacción ente el cerebro del niño y su entorno y se adquirirá con normalidad si se dan las tres premisas siguientes:

1.- Capacidad auditiva adecuada.
2.- Función cognitiva normal.
3.- Exposición al lenguaje (oír, hablar y tener la oportunidad de hacerlo).
Un 15% de niños presenta alteraciones en el habla o el lenguaje en la etapa de educación infantil. Muchos de ellos van a solucionarse de forma espontánea, otras en un periodo de tratamiento de reeducación. Sin embargo, entre un 2 y un 3% de niños van a presentar una alteración persistente del lenguaje con repercusiones en sus relaciones y aprendizajes escolares. Es lo que se conoce como Trastornos del Desarrollo del Lenguaje (TDL) o disfasia.

En neurología se utiliza el término afasia para referirse a un trastorno adquirido del lenguaje en una persona que no presentaba ninguna previa alteración del lenguaje. Las causas de ese trastorno son las lesiones y disfunciones en las áreas cerebrales del lenguaje producidas por un infarto o una hemorragia cerebral, un traumatismo, un tumor, etc.
El término disfasia se utiliza, en cambio, para referirse a alteraciones en el desarrollo inicial de lenguaje que persisten en el tiempo e impiden al niño adquirir un lenguaje normal. A veces, también se utiliza el término disfasia para referirse a afasias leves.

Áreas cerebrales del lenguaje.
El lenguaje se ubica en las personas diestras y en la mayoría de las zurdas en el hemisferio cerebral izquierdo. En algunas personas zurdas puede haber una representación del lenguaje en los dos hemisferios cerebrales y en muy pocas ocasiones solo en el derecho. A pesar de la clara dominancia del hemisferio cerebral izquierdo para el lenguaje, hay aspectos muy importantes de la comunicación que se ubican en el hemisferio cerebral derecho: comunicación gestual, mímica y modulación de la voz y la modulación del habla.

Alteraciones en el desarrollo del lenguaje
El desarrollo del lenguaje puede verse alterado en distintos niveles, desde los órganos responsables de la recepción y articulación de las palabras, el sistema auditivo y el aparato bucofonatorio respectivamente, hasta el nivel superior correspondiente a las áreas cerebrales lingüísticas.

 Clasificación general de los trastornos del habla y el lenguaje
Estos pueden dividirse en:

1)      Trastornos secundarios o déficits instrumentales.
2)      Trastornos fonológicos.
3)      Alteraciones del lenguaje. 

1)      Los trastornos secundarios o déficits instrumentales se subdividen en: 

                  1.1  Alteraciones en las herramientas receptoras. Estas pueden ser:

                              -          Deficiencias de audición o hipoacusias.
                              -          La sordera o hipoacusia grave.

                 1.2  Deficiencias en las herramientas ejecutoras. 

2)      Trastornos fonológicos se subdividen en:
                2.1 Retraso del habla.
                2.2 Dislalias
                2.3 Disritmias o disfluencias, son alteraciones en la fluidez y el ritmo de la emisión del habla. En este grupo se encuentran:
- El farfulleo o taquilalia.
-La tartamudez o disfemia.

    3) Las alteraciones del lenguaje. Por alteración del lenguaje se entiende aquella desviación en el desarrollo normal del lenguaje cuya causa reside en las áreas cerebrales implicadas en las funciones lingüísticas. Las alteraciones del lenguaje se subdividen en:

               3.1 Retraso simple del lenguaje.
               3.2 Trastorno específico del lenguaje escrito o dislexia.
               3.3 Trastorno del desarrollo del lenguaje o disfasia.

Trastornos del desarrollo del lenguaje (TDL)
Se considera que existe un trastorno del desarrollo de lenguaje cuando hay una discrepancia significativa entre la capacidad cognitiva y de interacción de un niño, y sus competencias lingüísticas. Bajo la denominación de TDL se agrupa un conjunto heterogéneo de trastornos que tienen algunos rasgos en común:
ü  Son trastornos persistentes.

ü  Interfieren siempre, aunque con una severidad variable, en los aprendizajes escolares.

ü  El nivel de competencia lingüística está muy por debajo del resto de las capacidades del niño (cognitivas no lingüísticas, motrices y sensoriales).
En algunos países el TDL se considera como un problema de salud pública debido a las consecuencias que tiene a largo plazo en el ámbito académico, emocional y social. La ubicación escolar de estos niños es muy difícil, ya que teniendo una inteligencia normal, sus dificultades de lenguaje les impide seguir el ritmo de aprendizaje de los niños de su edad. Existen en algunos países europeos, escuelas específicas para niños con TDL. Muchas definiciones de los TDL utilizan la discrepancia entre los resultados de los test de funciones cognitivas no verbales y el lenguaje, pero no hay acuerdo sobre cuál debe ser la magnitud de esa discrepancia.

Causas de los trastornos del desarrollo del lenguaje.
En la mayoría de los casos, las causas son desconocidas. Las evidencias científicas actuales orientan hacia una base genética. Los estudios de biología molecular han identificado un gen, el FOXP2, ubicado en el cromosoma 7q31 que se relaciona con un tipo específico de TDL. La identificación de otras localizaciones en los cromosomas 2, 13, 16 y 19 abre muchas posibilidades para el estudio de las redes neuronales desde una perspectiva molecular. La ausencia de anomalías estructurales en el cerebro en las personas con TDL apoya la hipótesis de que se trata de alteraciones del desarrollo de los circuitos que conectan distintas áreas cerebrales.
Clasificación de los TDL (según Rapin y Allen)
Trastornos que afectan a la expresión del lenguaje
DISPRAXIA VERBAL, sus características principales son:

ü  Habla poco fluida.
ü  Importante afectación de la articulación, que puede llegar a una nula emisión del lenguaje.
ü  Comprensión del lenguaje normal  o con muy leves alteraciones.
En este trastorno el niño entiende el lenguaje, sabe qué quiere decir y lo intenta, pero su habla es muy poco inteligible. El pronóstico de este trastorno es reservado; aunque mejora algo con el tiempo, persisten siempre alteraciones significativas en el lenguaje expresivo.
TRASTORNO DE PROGRAMACIÓN FONOLÓGICA, se caracteriza por:
ü  Habla más fluida que en la dispraxia verbal pero igualmente poco inteligible. Los errores en la producción de los sonidos no son sistemáticos y pueden variar en función del contexto de una palabra o frase. Puede emitirse bien algunos sonidos de forma aislada (sílabas o palabras cortas), pero no en palabras largas o frases.
ü  Comprensión del lenguaje normal o con muy leves alteraciones.
El pronóstico a largo plazo suele ser bastante favorable.

Trastornos que afectan a la comprensión y expresión
TRASTORNO FONOLÓGICO / SINTÁCTICO O DÉFICIT MIXTO EXPRESIVO / COMPRENSIVO
Es el TDL más frecuente y se caracteriza por presentar en grado variable de severidad:
ü  Alteración de la fluidez y de la articulación que repercuten en la inteligibilidad del habla.

ü  Expresión bastante limitada.

ü  Sintaxis deficiente con utilización de frases cortas, agramatical y con omisión de nexos funcionales y agramaticales.

ü  La comprensión del lenguaje está alterada pero mucho menos que la expresión.

La gravedad de este tipo de TDL es variable, pero en general el pronóstico es bastante favorable pues permite una buena comunicación, aunque en todos los casos existen problemas significativos de aprendizaje en la escuela.

AGNOSIA AUDITIVA / VERBAL O SORDERA VERBAL, es poco frecuente y se caracteriza por:
ü Comprensión oral del lenguaje severamente afectada o incluso nula.

ü  Expresión limitada a frases cortas o palabras, o totalmente ausente.

ü  Articulación y fluidez muy alteradas.
El pronóstico es grave y en muchos casos debe utilizarse sistemas alternativos de comunicación como el lenguaje de signos.

Trastornos que afectan al procesamiento central del lenguaje.
Al tratarse de trastornos que no afectan de manera significativa a la fluidez y la articulación, la apariencia del lenguaje parece normal. Por este motivo puede no ser diagnosticado correctamente o que se infravalore su repercusión en los aprendizajes.

TRASTORNO LÉXICO / SINTÁCTICO
Afecta significativamente a los aspectos de comprensión del lenguaje. Los niños con este trastorno, después de un retraso significativo en la adquisición del lenguaje, evolucionan hacia un lenguaje expresivo con una articulación y fluidez normales. Si no se valoran con profundidad las funciones lingüísticas, a veces son erróneamente diagnosticados de retraso simple del lenguaje. La alteración, sobre todo en la comprensión, tiene repercusiones muy importantes en los aprendizajes. Presentan:

ü  Dificultades de recuperación del léxico ("encontrar la palabra")

ü  Alteraciones en la denominación y organización del discurso.

ü  Fluidez y articulación normal, aunque puede existir un falso tartamudeo ante la dificultad de encontrar las palabras.

ü  Sintaxis inmadura, dificultad para formulaciones complejas.

ü  Comprensión deficiente de enunciados complejos y preguntas abiertas.

TRASTORNO SEMÁNTICO / PRAGMÁTICO
Muchos autores cuestionan su inclusión en los TDL, ya que el lenguaje sí tiene una buena fonología y sintaxis. La alteración reside en la pragmática o uso comunicativo del lenguaje:

ü  La fluidez es normal o incluso exagerada, de lo que resulta una expresión de verborrea del habla.

ü  Articulación normal.

ü  Estructura gramatical normal de las frases.

ü  Contenido no adecuado, a menudo fuera de contexto. En ocasiones sele denomina lenguaje tipo cocktail party por asemejarse a los discursos vacíos de contenido que se dan en situaciones sociales de compromiso. Es habitual que se utilicen frases hechas. En el niño pequeño la apariencia del discurso se asemeja a la del adulto.

ü  Comprensión muy alterada de enunciados complejos y preguntas abiertas.

Pronóstico y tratamiento
Como hay una gran heterogeneidad de los TDL, el pronóstico no puede generalizarse, pero siempre persistirán las dificultades que van a repercutir en mayor o menor grado en la vida social y escolaridad de los niños con TDL.

El tratamiento será específico para cada niño, dependiendo del tipo y de la gravedad del trastorno. En el niño pequeño debe incidirse en la interacción con él, para conseguir que las condiciones propicias para la comunicación y posterior producción del lenguaje. En el TDL como en todos los trastornos del aprendizaje será imprescindible la colaboración de la escuela, evitar el uso de más de una lengua y la adaptación curricular individualizada es imprescindible, igual que el trabajo coordinado de los especialistas, la escuela y la familia. Hay que tener en cuenta los problemas de autoestima y los trastornos afectivos que estos niños pueden presentar.

--
Jaume Guinot
Psicòleg col·legiat 17674

625 659 811  - Atenció 24h info@psicologiagranollers.com
Psicologia Granollers
Psicologia infantil- Psicologia adults - Teràpia de parella  Psicopedagogia - Logopèdia - Coaching - Sexologia - Psicologia Forense 

[Web] www.psicologiagranollers.com
[Blog] psicologiagranollers.blogspot.com
[Twitter] @psicogranollers
[Facebook] www.facebook.com/PsicoGranollers

Plaça Arts 10 - 08401 Granollers

Deja de fumar YA!

Post más valorados en los ultimos 30 dias